Blogia

olvido

Lágrimas secas

Se han secado las lágrimas, ya no brotan de mis ojos. El dolor se ha enquistado en mi corazón y ya no saldrá, no saldrá ese dolor que me mata, que me pudre por dentro y no me deja respirar. El día que grite, el dia que llore, no podré frenarlo, no podré frenar el tormento que acabe conmigo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Buenas de nuevo!

Buenas de nuevo!

Perdonad por no escribir ultimamente, pero es que parece ser que la inspiración ha salido volando por la ventana de mi habitación, así que no he posteado nada pues nada merecía la pena. Espero volver a escribir pronto, de momento os explico que estoy solita pues mi niño ha viajado hoy a Estados Unidos por trabajo y estoy bastante triste, pero en una semana vuelve y volveremos a estar juntitos, ais que ganitas de achucharle. Por el momento paso el tiempo estudiando y jugando de vez en cuando a un juego de estrategia, es una tonteria pero entretenido, os pongo un link y si le dais me ayudareis a ganar puntos, si no le dais gracias igualmente jeje un beso a todos ^_^

http://s2.bitefight.es/c.php?uid=86796

 

Vacío

Vacío

Me asomé a la ventana, a mi espalda todo era consumido por el fuego,las llamas bailaban al son de una macabra melodía, el calor abrasante rozaba mi piel y la luna observaba la escena pasiva, inmune como siempre a todo lo que le rodea.

Giré la cabeza para confirmar con horror que el infierno engullia todo lo que había a mi alrededor.

Morir quemada, jamás lo hubiera deseado, pero el infortunio prendió la llama del odio que ahora me devoraba junto a cenizas, entre las cuatro paredes donde tantas cosas malas había sufrido y tantas cosas buenas me habían alentado.

¿Tirarme al vacío?¿o morir quemada como una Juana de Arco incomprendida? El dolor me rodeaba, todo me quemaba y ni siquiera fui capaz de pedir perdón en el último segundo de mi vida...

Algo se ha roto en mí, algo se ha desprendido de mi alma y de mi corazón.
Quizá el lazo que tenía con alguien muy importante para mí, se ha roto y no sé si podré volver a coserlo.
No sé si mirar hacia delante y llorar, o seguir mirando hacia detrás y seguir llorando.
Siento impotencia por no saber hacerme querer, siento impotencia por lo que siento y no quiero sentir. Pero ¿cómo intentar dejar de quererte si eres lo mejor que tengo?
Me tengo que desenganchar y ¿porqué no te enganchas tú a mí?
Quiero escribir para desahogarme, peor incluso el intentar desahogarme me ahoga aún más, me ahogo en las lágrimas, en las mías y en las tuyas...

Próxima San Valentín...

Próxima San Valentín...

Se acerca San Valentín, y otra noche sin dormir, sin conciliar el sueño, pues no puedo siquiera conciliar mi vida, apartar mis temores y mirar al frente sin miedo, sin rencores,... Días románticos para los que se aman, días desdichados para los desencaminados que aman a quien hay que querer, y desean a quien hay que perder.
Rosas, bombones, felicitaciones,... y al otro lado lágrimas, dolor, tristes canciones...
Me gustaría mirarle, sonreírle, decirle que le amo, y mientras le abrazo decirle que ese es el primer San Valentín que estamos juntos y en el que nos amamos. Pero solo puedo abrazarle, mientras lloro mi desdicha, pues lo más probable es que este sea el última San Valentín, sin la oportunidad de habernos amado.
Amor, corazones, ñoñerías, cursilerías, que tanto alegran a las chicas que viven en las nubes, yo tengo los pies en el suelo pero me gustaría disfrutar de esas cosas, sin miedo a que pasará después, sin miedo a perderle de un día para el otro.
Le quiero, le amo, más que a nada en el mundo, más que a mi vida, y solo puedo aprovechar y estar a su lado, hasta que se cumpla nuestras fecha de caducidad, y se dividan nuestras vidas.
Le quiero, por él muero...

P.D.: Recuerda que estas canciones van por ti “...tú estás dentro de mí, y te defenderé con valentía y fe, así, por aquel amor que ayer, no te tuve y te negué, que hoy existe en ti y en mí,...”, “y si fuesen mis canciones hechas para recordarte los momento que tú fuiste mío, y si fuese una ilusión esta bendecida pasión que por un momento me ha llevado lejos”, “alejándome de todo y escapar de mi tormento, pero me quedo aquí sin decir nada, sin poder escaparme de ti, y eliminar cada momento que nos trajo el viento y poder vivir como si no nos hubiéramos amado, yo sobreviviré, no me preguntes como, no lo sé,... me quedo inmóvil aquí, sin decir nada, sin poder aburrirme de ti,... y quisiera huir de aquí, quisiera escaparme, pero me quedo otra vez, sin decir nada sin gritarte “¡no, no te vayas!, no me abandones, sola en la nada, amor””.......

Solita por Navidad...

Solita por Navidad...

Hoy me quedo solita, mañana se va él, y se va mi familia, pero como tengo que currar aquí me quedo solita por Navidad. Esperaré con ansias la vuelta de mi amigo, pero mientras tanto le echaré mucho mucho de menos. Ains se acaba la semana pero no viene el finde con alegría como siempre, que le vamos a hacer, son etapas, aunque no me guste eso, la verdad.
Ains, aquí me quedo snif snif ...

La mujer loca que lloraba en el metro.

La mujer loca que lloraba en el metro.

¿Cómo frenar este sentimiento que me atraviesa el alma?
No soporto este sufrimiento que se apodera de mi cada noche. No puedo secar las lágrimas de mi cara pues no dejan de brotar de mis ojos. Y me vienen recuerdos:
Recuerdo aquella noche. Desde entonces no he soltado el colgante de cuarzo rosa(que según dicen atrae el amor), he dormido cada noche sujetándolo con mi mano.
Recuerdo dos días después de aquella noche, el día en que quedamos en el centro comercial, entré y te encontré de espaldas, no sabía como afrontar ese encuentro, no sabía como decirte hola, no sabía como mirarte y entonces recuerdo como me abrazaste sin decir nada. Te sentí tan cerca, tan cerca como habías estado siempre, pero esa cercanía en realidad era una ilusión, un oasis en medio del desierto, pues ya no podíamos estar tan cerca el uno del otro.
Recuerdo como lloraba entre tus brazos, y como evitaba mirarte el rostro para evitar la tentación de besarte, beso que en otra ocasión habrías sido tan natural. Y después, pasos, al menos un metro entre nuestros cuerpos o entre nuestras manos. Tan cerca pero tan lejos. Andábamos sin mediar palabra, y con cada paso se me desgarraba el alma. Necesitaba darte la mano, darte la mano como el día en que quedamos en aquel mismo centro comercial, el día en que me utilizaron, el día en que tú viniste en mi ayuda, y aunque aquel día también sufrí, habría preferido ese sufrimiento al que ahora estaba viviendo.
Recuerdo tu mirada perdida en la cafetería mientras tomábamos algo. Ninguno de los dos sabía qué decir, y con esfuerzo me preguntaste “¿ahora te arrepientes de haber venido?”, y yo respondí que no, no me arrepentía, porque tenerte delante de mí es lo que me daba energía, aunque por dentro sufriera esa lejanía que había crecido entre nosotros en tan solo dos días.
Pasado un tiempo empezamos a hablar como si nada hubiera pasado, como si ya no nos separara nada. pero la separación se notaba en las pequeñas cosas, en los roces desafortunados, en las manos en los bolsillos para no romper ese alejamiento. Y entonces, la despedida, tú a tu casa y yo a la mía, ni un beso, ni un largo abrazo, tan solo un adiós con la mano y lágrimas llenándome los ojos mientras tú te alejabas. Y con cada metro que recorrían mis pies, con cada centímetro llegaba la desesperación. Me faltaba respirar, no encontraba consuelo, y encima una mujer loca llorando en el metro. Ella lloraba y lloraba, sola. Yo también estaba sola y las lágrimas me ahogaban. Y esperando el tren, de nuevo acompañada por la soledad, entre desconocidos, mostrando mi vulnerabilidad con lágrimas en los ojos. Y tus mensajes, y el pozo sin fondo.
Eso recuerdo, mis pocas ganas de vivir. Preferiría no sentir, no sentir nada, igual que preferiría no sentir lo que siento ahora, lo que sentí en aquel momento, mientras una mujer loca lloraba en el metro...

Tan solo una palabra: “desesperación”.
Me detengo ante el altar donde antes adoré mi vida, o quizá soñé adorarla.
Contemplo los retales de mi memoria y solo puedo recordar tristezas.
Acaricia mi mejilla, donde mis dedos se dan encuentro con una lagrima furtiva. Soy consciente de que estoy llorando, siento, tengo sentimientos, pero no consigo aceptarlos, aplacarlos, o tan siquiera aislarlos.
Me aferro al pasado, pues no tengo futuro y el presente es solo una alucinación.
No entiendo, o tal vez no quiero entender, cuál es la razón para tanto sufrimiento.
¿Quién controla nuestras dosis de alegrías o penas? Puede que el “doctor” que nos las administras esté más loco que nosotros, observando nuestros historiales, observando como se escapan nuestras vidas.
Un psiquiatra para un mundo loco,
un dios para un mundo ignorante.
Mi cuerpo se cansa, pide alegrías, las necesita como droga o simplemente como el aire para respirar.
21 años suspirando,
21 años anhelando ser feliz,
21 años intentando vivir...

El rinconcito

El rinconcito

Contemplo en mis recuerdos aquel rincón de playa, punto de encuentro de brisas marinas. Rincón donde pasar las horas calurosas del día. Veo el perfil de la sombra que protegía el cuerpo dormido de los turistas en la playa, sombra que iba ganando terreno conforme se adentraba la tarde. Y allí en nuestro rincón, los dos sentados cogidos de la mano, contemplando el mar, acariciados por la brisa con olor a agua salada.
De manera igual de fácil me podía quedar embelesada mirando el mar como mirando tu cara, fijando en los detalles de tu rostro, tus expresiones, como observabas a los últimos rezagados en la arena, o como tu mirada se perdía observando el horizonte. Y de vez en cuando me mirabas gracioso y decías “eh, me estás mirando” y sonreías perdiéndote de nuevo en tus pensamientos. Entonces yo te apretaba fuerte la mano y seguía mirando el mar a tu lado.
No hacían falta relojes, no había hora de partida. Solos tú y yo, decidiendo a dónde dirigir nuestros pasos, cogidos de la cintura, pasando desapercibidos entre la gente despreocupada por las vacaciones. Paseando horas, sin necesidad de hablar, sin decidir donde finalizar nuestro camino, solo nosotros dos de noche en medio de la multitud.
Y cuando cansados decidíamos volver sobre nuestros pasos nos quedaba la ilusión de llegar a nuestro punto de partida, llegar a nuestra habitación y dormir abrazados. Dormir a tu lado, envuelta por tu aroma, y de fondo tu respiración y los latidos de tu corazón.
Lo que habría dado por hacer eternos esos días.
Lo que habría dado por vivir en ese sueño y no despertarme en esta pesadilla...

¿Cómo?

¿Cómo?

Cómo olvidar,
si quedan en mi los recuerdos.
Cómo mirar hacia delante,
si lo mejor de mi vida queda a mis espaldas.

Cómo borrarte de mi mente,
si eres parte de mi corazón.
Cómo soportar tu ausencia,
si no puedo vivir sin tu presencia.

Cómo borrarte de mis pensamientos,
si mi piel ha memorizado tus caricias.
Cómo sobrevivir sin tus besos,
si hasta ahora eran lo que me daba vida.

Te necesito, te amo, te anhelo,...
Te tengo pero al mismo tiempo te pierdo...

Ya hace tiempo que fue mi cumpleaños, pero como e su momento no pude postear esta foto lo hago ahora, es la rosa que me regaló un amugi muy especial y la guardo como un tesoro ^_^

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Volando entre tus brazos

Perdóname si yo te corto las alas
Te retengo en mi vida atada a mi alma
Y tu mundo es mi piel que te quema o te calma

Perdóname si yo te quiero así
Entregada a mi ser y mis cuentos de hadas
Amándome más que a ti misma

Si vivo para ti debo confesar
Que no tengo otra forma de amar otra forma de ver
Esta es mi única verdad

Que tengo tanto miedo de perderte
De estar a tu lado y no merecerte
Y tengo tanto miedo tanto miedo
Que no puedo dormir
Que no puedo creer
Que estoy enamorado, hipnotizado
Y que no es mentira

Estoy enamorado, estoy enamorado, enamorado
Estoy enamorado
Hipnotizado, volando entre tus brazos
Estoy volando entre tus brazos
Enamorado

Perdóname si yo te he lastimado
Si mi forma de amar para ti ya no tiene sentido
No tengo más para dar que no te lo haya dado ya
Y que puedo decirte para remediarlo
Si no tengo otra forma de verlo
Otra forma de amarte
Esta es mi única verdad

Que tengo tanto miedo de perderte
De estar a tu lado y no merecerte
Y tengo tanto miedo tanto miedo
Que no puedo dormir
Que no puedo creer
Que estoy enamorado, hipnotizado
Y que no es mentira

Estoy enamorado, estoy enamorado, enamorado
Estoy enamorado
Hipnotizado, volando entre tus brazos
Estoy volando entre tus brazos
Enamorado

Marc Anthony

Se esfuma tu amor

Se esfuma tu amor

Quiero decirte que creía en tu palabra
Quiero explicarte que la vida era a tu lado
Que había puesto yo mis sueños en tus manos
Que sin dudar te seguiría
Sin preguntarte confiaría

Con el correr del tiempo te fuiste alejando
Como quien parte poco a poco y para siempre
Dejando atrás lo que fue parte de tu vida
Tomando lo que no era tuyo
Lo que no te correspondía

Y todo todo queda en cero amor
Y nada nada queda en su lugar
Ahora mi corazón se parte en dos
Se quiebra mi vida
Profunda la herida
Que deja ciega toda la ilusión
Que deja abandonado un sentimiento
Se parte, se quiebra, se pierde en el tiempo
Se escapa, se vuela, se esfuma tu amor

Con las manos tan vacías que.....

Como matar de un día para el otro
Lo que con tanto empeño he protegido
Y quedarme con mis sueños en pedazos
Armarlos y recuperarlos
Saber que soy un hombre que ha perdido

Y todo todo queda en cero amor
Y nada nada queda en su lugar
Ahora mi corazón se parte en dos
Se quiebra mi vida
Profunda la herida
Que deja ciega toda la ilusión
Que deja abandonado un sentimiento
Se parte, se quiebra, se pierde en el tiempo
Se escapa, se vuela, se esfuma tu amor
Se esfuma tu amor
Se esfuma tu amor
Se parte, se quiebra, se pierde en el tiempo
Se parte, se quiebra, se pierde....

Y todo todo queda en cero amor
Y nada nada queda en su lugar
Ahora mi corazón se parte en dos
Se quiebra mi vida
Profunda la herida
Que deja ciega toda la ilusión
Que deja abandonado un sentimiento
Se parte, se quiebra, se pierde en el tiempo
Se escapa, se vuela, se esfuma tu amor

Marc Anthony

Si volvieras a mí...

Si volvieras a mí...

Esta canción ya la he posteado en el blog, pero hoy la siento más que nunca y necesito ponerla...

¿Cómo sobrevivir?
¿Cómo calmar mi sed?
¿Cómo seguir sin ti?
¿Cómo saltar sin red?

Con ese adiós tan salvaje y cruel
Me deshojaste la piel.
La eternidad en final se quedó,
Y un desierto es...mi corazón...

Ay si volvieras a mí
Encendería el sol mil primaveras
Si regresaras por mí
Sería un milagro cada beso que me dieras.

Pero hoy te vas,
Y no hay vuelta atrás.

¿Qué habrá después de ti?
Mas que estas lágrimas,
Si hasta la lluvia en el jardín
Toca música sin fin...
Sombría y trágica...

Hoy de rodillas le pido a dios
Que por el bien de los dos
Algo en tu pecho se quiebre al oir
A este loco que se muere de amor...

Ay si volvieras a mí
Encendería el sol mil primaveras
Si regresaras por mí
Sería un milagro cada beso que me dieras.

Pero hoy te vas,
Y no hay vuelta atrás.

Y desataste un huracán
Fuego y furia de un volcán
Que no sé apagar...
Como olvido que fui
Esclavo de ti... ya no puedo más...

Ay, si volvieras a mi vida, si volvieras.

He asesinado a mi alma

He asesinado a mi alma

He asesinado a mi alma
me he dicho no volveré a caer más,
así que la he agarrado entre mis manos
la he sumergido en el agua clara.
He visto como se contorsionaba,
como gritaba,
como quería librarse del abrazo de la muerte.
Y mientras la ahogaba pensaba en todo lo que se iba con ella,
tristeza, dolor, amargura, rabia, ira...
Debes morir, debes dejarme vivir,...
Lloro porque yace muerta entre mis brazos.
He asesinado a mi alma.
Con su ultimo suspiro se ha quebrado mi corazón.
¿qué pasará cuando no esté?.
lo he hecho y ahora pienso ¿qué pasará ahora que no está?
La veo inmóvil, inerte, empapada entre mis brazos.
La zarandeo levemente, casi sin ganas, porque sé que no va a servir de nada.
También se han ido con ella:
alegría, felicidad, amor, bondad, deseo,...
Debía morir, debía dejarme vivir,...
Lloro porque era lo único verdaderamente mío y la he matado.
He asesinado a mi alma, me he asesinado.

Sonrisas, tristezas, enfados,..
Enfados, arrepentimientos, lágrimas,...
Lágrimas, vacío, desamparo,...

Te necesito aquí, cerca, no lejos de mí.
Te necesito a mi lado, estar cerca de ti.

Solos tú y yo,
sin nadie que interrumpa nuestras caricias,
sin nadie que se interponga entre nuestras miradas.

Te necesito, ahora, y no sé hasta cuando.
Te necesito conmigo, hasta que se acabe el mundo.

Quiero amanecer a tu lado,
sin miedo a que nos sorprenda el amanecer,
sin miedo a que nos separen las horas.

Cumpleaños Feliz

Hoy es el cumpleaños de un queridíiiiiiiiiiiiiiisimo amigo así que des aquí quiero hacerle llegar mis felicitaciones y decirle que le quiero mucho mucho mucho :)

Una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo, y sólo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir.
Duele amar a alguien y no ser correspondido. Pero más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle lo que sientes.

Tal vez Dios quiere que nosotros conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin, cuando la conozcamos sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo.

Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.
Darle a alguien todo tu amor es un seguro de que te amará, pero no esperes que te amen, sólo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo.

Hay cosas que te encanta oír y que nunca escucharas de la persona que te gustaría que te las dijera. Pero no seas tan sordo para no oírlas de aquel que te las dice desde su corazón.

No digas adios si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que no la amas si no puedes dejarla ir.

El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, a aquel que aun cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y a aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.

No vayas por el exterior, esto te podría engañar, no vayas por las riquezas, porque aun eso se pierde, no vayas por el color, pues la sangre, los músculos, los huesos, son los mismos. Ve por alguien que te haga sonreir, porque tan solo una sonrisa basta para que un día oscuro brille.

No te enamores del amor, enamórate de alguien que te ame, que te espere, que te comprenda aún en la locura; de alguien que te ayude, que te guíe, que sea tu apoyo, tu esperanza, tu todo.

Enamórate de alguien que sueñe contigo, que sólo piense en ti, en tu rostro, en tu delicadeza, en tu espíritu y no en tu cuerpo o en tus bienes.

Enamórate de alguien que te espere hasta el final, de alguien que sea lo que tú no elijas, lo que no esperes.

Enamórate de alguien que sufra contigo, que ría junto a ti, que seque tus lágrimas, que te abrigue cuando sea necesario, que se alegre con tus alegrías y que te dé fuerzas después de un fracaso.

Enamórate de alguien que vuelva a ti después de las peleas, después del desencuentro, de alguien que camine junto a ti, que sea un buen compañero(a), que respete tus fantasías, tus ilusiones...

Enamórate de alguien que te ame. No te enamores del amor, enamórate de alguien que ya este enamorado(a) de ti.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Por qué lloraba?

¿Por qué lloraba?

Está lloviendo, parece un día de invierno, y solo puedo preguntarme si en el invierno que se acerca estarás aún conmigo, si podré compartir contigo esos días grises, acurrucada entre tus brazos, recibiendo tus mimos y caricias.
Pasé las navidades sola, pero te encontré un 9 de enero, y desde entonces cambiaste mi vida, en todos los sentidos. Solo puedo quererte y no puedo dejar de pensarte.
¿Porqué lloraba la otra noche? ¿porqué lloraba si estabas a mi lado? lloraba por temor a no tenerte, por temor a perderte...
Me daban miedo las palabras que yo misma pronuncié un día, poniendo fecha de caducidad a tu compañía.
El 23 de abril todo pendía de un hilo, pero seguimos juntos, para no dejar paso a una terrible soledad.
La última vez que te dije "no puedo más", mis miedos volvieron a brotar, sentía que pronto te iba a perder, pero teníamos que seguir juntos porque mucho nos quedaba por disfrutar el uno del otro. Viajamos juntos, pasamos día tras día cogidos de la mano, durmiendo juntos. Y volvimos del viaje para empezar otro aún más interesante, pues convivimos juntos, abrazándonos al anochecer, besándonos al amanecer. Despertar y ver que estabas a mi lado me daba todo el aliento que necesitaba para seguir viviendo, y sentir como tus manos buscaban mi cuerpo para acurrucarte junto a mí, o para seguir durmiendo sobre mi pecho. El mejor regalo que he recibido nunca, tenerte a mi lado.
Sonrío al recordarte dándome un beso en cada una de las baldosas de mi habitación, para tener un recuerdo tuyo en cada una de ellas jeje por eso en cada paso que doy estás en mi mente.
Ya sabes porqué lloraba, en resumen lloraba por todo lo bueno que me has dado y porque no puedo imaginar más días sin tenerte conmigo, me pasaría el resto de mi vida contemplándote, cuando duermes, cuando comes, cuando sonríes viendo la tele, cuando te sumerges entre las páginas de algún libro. En fin, eres parte de mi vida y te necesito...

Coge mi mano, siente su tacto y no la sueltes nunca,
vivamos cada instante como si fuera el último,
pero sabiendo que aún nos queda mucho juntos.

Besa mis labios y no te separes nunca
disfruta el sabor de cada beso como si fuera el último
pero sabiendo que después vendrán muchos más.

Cógeme, bésame, siénteme...
y no me dejes nunca,
pues siempre te seguiré.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres