Blogia
olvido

La cena

La verdad es que no sé porqué he escrito esto, pero es lo que me ha salido, pero el final quiero que salga de quien lo lea, seguramente yo lo acabaría de manera trágica y triste, pero como estoy harta de escribir cosas tristes lo dejo a vuestra elección...

Ella le esperaba como cada día, pero éste era un día especial, le había preparado su comida favorita, esa noche disfrutarían de una cena a la luz de las velas.
Todo había empezado esa tarde, ella había salido a comprarle algunas camisas, y mientras contemplaba uno de los escaparates, pudo comprobar en el reflejo del cristal que a sus espaldas había un chico y una chica que se abrazaban fuertemente, entonces le embargaron los recuerdos y pudo verse reflejada en ella, recordó la primera vez que le abrazó, la primera vez que le susurró al oído cuanto le quería, y un halo de tristeza se adueñó de ella, pues había pasado mucho tiempo de esa primera vez, habían cambiado muchas cosas y sentía que no le demostraba lo suficiente lo mucho que le quería. Así que decidió prepararle una cena, mimarlo y cuidarlo "siempre te mimaré y cuidaré, toda la vida..." le dijo una vez mirándole fijamente a los ojos, en un día triste y gris, un día en el que él se sentía vulnerable y nostálgico, pero ella supo entenderle y darle el cariño que él anhelaba, que él necesitaba.
Cuando lo tuvo todo preparado se sentó en el sofá con el vestido que él le había regalado hacía unas semanas, se colocó mirando hacia la puerta, esperando su llegada.
Al cabo de un rato casi se había quedado dormida, pero el sonido de las llaves la despertó, abrió los ojos esperando a cruzar la mirada con los de su niño.
Él un poco sorprendido le dedicó una sonrisa y la abrazó fuerte, pero como ella sabía que llegaría cansado del trabajo le había preparado la bañera con agua caliente lo cogió de la mano y lo condujo al cuarto de baño, le quitó delicadamente la ropa y él se metió en la bañera, la cogió de una mano y le dijo “metete aquí conmigo...” ella sonrió pícaramente y aunque la tentación era muy grande decidió acabar de preparar la cena, mientras él se relajaba.
Salió como nuevo de la bañera y se le iluminaron los ojos al ver la estupenda cena que le había preparado, le dio un beso en los labios y abrió una botella de cava.
Después de la cena él dijo “¿y el postre?” entonces ella le cogió de la mano, lo condujo a la habitación y se tumbaron en la cama. Se quedaron un buen rato mirándose a los ojos, y entonces él se dio cuenta de que no podría esperar y le tendría que decir lo que le llevaba rondando mucho tiempo por la cabeza.
La miró mientras le acariciaba la mejilla y empezó con las palabras “tengo que decirte algo importante...”
...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

olvido -

Ains Hellcat pues ojalá sean esas las palabras que le diga, sería un final feliz, pero lo malo es que no siempre hay final feliz, verdad Mayte? es q no tenemos remedio jejeje pesimistas hasta la médula :P Habrá que mirar el texto por el lado romántico. besos pa mi nene y pa mi nena ^_^

Hellcat -

Jos, cómo sois. Menudo par...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mayte -

Creo k estoy entre las de tu especie, las pesimistas...esa frasecita de narices siempre trae una mala noticia...La odio!!!Un beso mi niña!

Hellcat -

Hay varias posibilidades: "Te quiero. ¿Quieres casarte conmigo"? o bien "Te quiero. Tengamos un hijo". O simplemente "Te quiero" que en sí mismo, ya es algo importante.
Besis
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres